Miembros de Círculo de Empresarios debaten el impacto de la crisis crediticia

05/06/2008

CEDMA y COEPA organizan una jornada empresarial para analizar las perspectivas de futuro de la economía

Los presidentes y miembros de Junta Directiva de las principales asociaciones de la Marina Alta, integradas en el CEDMA, han debatido esta semana en el Hotel Les Rotes de Dénia sobre los problemas derivados de la actual crisis crediticia mundial. El acto, un desayuno empresarial coorganizado por el Círculo de Empresarios de la Marina Alta y la Confederación Empresarial de la Provincia de Alicante (COEPA) contó como ponente con el economista Evaristo Ferrer, quien esbozó los motivos y consecuencias de las tensiones existentes entre las diversas entidades financieras.

Ferrer insistió en que el inicio de la crisis hay que buscarlo en la venta de fondos ligados a las hipotecas “subprime” estadounidenses que, afortunadamente no han tenido repercusión en las entidades españolas “puesto que el Banco de España prohibió la compra de esos fondos”. Aún así, y debido a la falta de confianza de los mercados internacionales, la situación actual de desaceleración se mantendrá en el tiempo al menos hasta 2009, cuando comenzará a repuntar, aventuró el economista.

Situación en la Marina Alta

Una vez expuesto el panorama actual, dio inicio el debate con especial incidencia en dos temas que afectan de manera directa a la Marina Alta: la construcción y el turismo. Los presentes, cerca de 30 personas, se interesaron por la opinión del especialista sobre el futuro de las viviendas en construcción, y Ferrer, si bien previó un frenazo brusco de la actividad a corto plazo, con aumento en los niveles del paro de los profesionales ligados a este sector, aseguró que la crisis se superará en un periodo prudencial, ya que “existe una demanda de casas que no está siendo atendida”, bien porque los que necesitan un piso esperan precios mejores o bien porque los bancos optan por no conceder ninguna hipoteca que suponga una cuota mensual superior al 30% de los ingresos totales del solicitante.

En lo que respecta al turismo, Evaristo Ferrer recordó que existe una tendencia a organizar las vacaciones en periodos más cortos y con menos menos estacionalidad, con viajes de unos días de duración. Por este motivo, en un mundo tan competitivo, lo que hay es que buscar el “valor añadido” de un destino. Afirmó que la Marina Alta, además, cuenta como una de sus grandes bazas con el turismo residencial, por lo que la situación será mucho más suave que en otros destinos.