Las patronales provinciales de Castellón, Alicante y Cepyme Alicante unen esfuerzos para lograr una entidad autonómica respetuosa con los principios de la CEOE

28/07/2017

Las entidades provinciales que representan a los empresarios de Alicante y Castellón, la Confederación Empresarial de la Provincia de Alicante (COEPA) y la Confederación de Empresarios de Castellón (CEC), junto con CEPYME Alicante mantuvieron ayer una reunión con el ánimo de aunar esfuerzos en la búsqueda de soluciones a la configuración de una entidad autonómica integradora que respete los principios que establece la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) que se constituye en base a entidades provinciales y representaciones autonómicas.

Según ha explicado el presidente de la patronal alicantina, Francisco Gómez, “en caso contrario, se llame CEV o se llame como se quiera, no será representativa, será un invento de alguien que se atribuye de manera autónoma, exclusiva y personal la representación de toda una Comunidad, sin contar con todos y cada uno de los territorios que lo conforman. Dicho de otra manera, se procede con la usurpación del poder y del espacio que ha dejado Cierval, donde el que se autopropone no cuenta con el resto de actores”.

En la reunión, celebrada ayer entre las tres confederaciones en Castellón, estableció la necesidad de contar con una entidad autonómica en la que cada provincia aporte su propia idiosincrasia. El objetivo es que sea una institución que vertebre, atienda a los problemas territorios de cada provincia, y se comprometa a no ser defensora de una de las partes, sino del conjunto de la sociedad.

Para ello, Gómez ha explicado que hay muchas opciones – algunas de ellas ya presentas ante el presidente de la CEV, Salvador Navarro -, pero que todas ellas tratan de evitar que la futura entidad autonómica se convierta en “una plataforma personal. Hay que evitar la tentación de crear un chiringuito a medida de determinados sectores y determinado territorio. Además, sin el resto de Castellón y Alicante su legitimidad de esta entidad sería nula”.

El presidente de la gestora de la confederación de Castellón, Néstor Pascual, considera que “la defensa especifica de los intereses territoriales y concretamente de los empresarios de Castellón, no puede estar representada exclusivamente por una asamblea Valenciana: ¿acaso la CEV va a defender la regeneración de las Playas de Castellón, el problema de la liberación del peaje de la autopista, la carencia de infraestructuras en comunicaciones y carreteras, la proyectada y nunca empezada A-68? ¿Va a ocuparse directamente de la despoblación de los pueblos del interior y de las fincas agrícolas?”.

Por su parte, Cristóbal Navarro, en representación de CEPYME Alicante ha manifestado: “solo desde el consenso y la negociación se puede llegar a una organización autonómica real y representativa de todos los empresarios de la Comunidad Valenciana.   La negativa de Salvador Navarro, constituye una cacicada que no puede ser apoyada por el Gobierno de la Generalitat en contra de las provincias periféricas de nuestra Comunidad Autónoma, porque la división estará servida y sin ninguna duda se trasladará a otros escenarios de la sociedad. La realidad empresarial no se identifica con un modelo todavía más servil que el anterior y que ha sido inventado por quien defiende que los presidentes de las organizaciones tengan retribuciones astronómicas con dinero público. Nos ponemos a trabajar de inmediato para frenar el atropello a los intereses de las provincias de Alicante y Castellón”.

Durante la reunión empresarial, también trataron problemas concretos que son comunes a todos los territorios, como la fiscalidad, la necesidad de mayores inversiones de fondos públicos de todas las administraciones, así como la urgencia en culminar obras como el Corredor Mediterráneo.

“Nosotros tenemos la obligación de dotar a la futura entidad de una doble capacidad de acción. Por un lado, defender a los diferentes sectores, razón por la que tanto como COEPA, CEC Y CEPYME Alicante estamos constituidos por el conjunto de entidades y asociaciones sectoriales de nuestro tejido empresarial. Somos la suma de todo ello. Pero, además, también debemos defender necesidades y problemas territoriales que, a veces, enfrentan a las provincias de nuestra Comunidad y en las que debemos, entre todos, llegar a acuerdos. Lo que no se puede consentir es que el todo, sólo sea una parte, y el resto se queden solos y desprotegidos”, han concluido los tres presidentes.

En el encuentro se ha acordado un plan de actuaciones inmediatas entre las que destacan:

⁃ Solicitar a la Administración Publica una reunión como organizaciones provinciales, para tratar la problemática existente por la ausencia de una patronal autonómica reconocida que pueda ser la verdadera representación empresarial del ámbito autonómico.

⁃ Anunciar el inicio de la constitución de una organización autonómica compuesta por las organizaciones provinciales, sectoriales autonómicas y otras que pudieran tener cabida, sin exclusión, y con un talante absolutamente integrador de todos los empresarios de la Comunidad Valenciana como solución alternativa a alcanzar un acuerdo de las tres Provincias.

⁃ Requerir a las distintas Administraciones Públicas donde existe representación institucional empresarial, para que no se lleven a engaño con la designación que consideramos ilegitima de miembros distintos a los propuestos por las organizaciones provinciales.