El número de desempleados en marzo continúa con los niveles más bajos de los últimos siete años

portada abril
07/04/2017

Según el análisis de la situación del mercado de trabajo español llevado a cabo por el Observatorio del Mercado Laboral de CEOE con los datos del Ministerio de Empleo, marzo  registró un descenso del paro de 48.559 personas. La mayor caída en un mes de marzo de toda la serie histórica. El número de desempleados en marzo es de 3.702.317, continuando en los niveles más bajos de los últimos siete años.

Este descenso del paro afecta, en mayor medida a los sectores de actividad económica siguientes: los servicios  con 39.933 personas menos, seguidos de la construcción con 8.830 menos  y la industria  con 5.659 parados menos. Por otro lado el paro crece en agricultura con 1.381 más  y también en el colectivo sin empleo anterior con 4.482 parados más. Estos datos son respecto al mes anterior.

En el mes de marzo se ha experimentado un aumento del número de contratos del 14,84%, esto se traduce en 223.892 contratos más. Así se alcanzan un total de 1.723.773 contratos, el mayor número de contratos en un mes de marzo. Resulta positivo el incremento en 27.702 contratos indefinidos sobre el mismo mes de 2016, el 18,38% más. Dicho porcentaje se eleva hasta el 20,67% en los indefinidos a tiempo completo.

En lo referente a las afiliaciones a la Seguridad Social nos encontramos ante el mayor crecimiento registrado en este mes de toda la serie histórica. Muestran un incremento respecto al mes anterior en 161.752 personas.  Por tanto, el número de afiliados ocupados se sitúa en marzo en 17.910.006.

Los incrementos más importantes tienen lugar en Andalucía  con 31.987 afiliados más seguido de Cataluña e Islas Baleares.

La afiliación de extranjeros, aumenta en 37.472 personas respecto al mes anterior, y en 96.656 en términos interanuales, situándose en 1.739.720 afiliados extranjeros.

Los datos reflejan un balance positivo si tenemos en cuenta que el mes de marzo no ha coincidido con la Semana Santa y sus incidencias positivas en el empleo. Sin embargo, las elevadas cifras de paro hacen necesarias reformas que reactiven la economía y la creación de empleo impulsando iniciativas que ayuden a las empresas en el proceso de recuperación.