Qué funciones tiene el Tribunal de Justicia

El Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas (citado a menudo simplemente como “el Tribunal”) fue creado en 1952 conforme al Tratado de París (por el que se creó la Comunidad Europea del Carbón y del Acero).

Su trabajo es garantizar que la legislación de la UE (conocida técnicamente como “Derecho comunitario”) se interpreta y aplica del mismo modo en cada Estado miembro, es decir, que es siempre idéntica para todas las partes y en todas las circunstancias. El Tribunal tiene poder para resolver conflictos legales entre Estados miembros, instituciones de la UE, empresas y particulares.

El Tribunal está integrado por un juez por Estado miembro, con el fin de que todos los ordenamientos jurídicos nacionales de la UE estén representados. Incluso después de la ampliación aún habrá un juez por Estado miembro pero en aras de la eficacia el Tribunal podrá reunirse bajo la forma de “Gran Sala” de sólo 11 jueces en vez de tener siempre que celebrar una sesión plenaria a la que asistan todos los jueces.

El Tribunal es ayudado por ocho “abogados generales” cuyo papel consiste en presentar, pública e imparcialmente, dictámenes motivados sobre los casos planteados ante el Tribunal.
El Tribunal dicta sentencias sobre los asuntos que le son planteados. Los cuatro tipos más comunes son:
1. Cuestiones prejudiciales;
2. Recurso por incomplimiento;
3. Recurso de anulación;
4. Recurso por omisión.

http://curia.eu.int/es/index.htm