Qué funciones tiene el Defensor del Pueblo Europeo

Ayuda a detectar casos de mala gestión en las instituciones europeas y otros órganos de la UE. “Mala gestión” significa una administración deficiente o errónea, es decir, una institución de la UE no hace algo que debería haber hecho, lo hace de manera incorrecta, o hace algo que no debería haber hecho. Ejemplos de la mala gestión son:
• Injusticias,
• Discriminaciones,
• Abusos de poder,
• Falta o denegación de información,
• Retrasos innecesarios,
• Procedimientos incorrectos.

El Defensor del Pueblo puede hacer recomendaciones a las instituciones de la UE y remitir un asunto al Parlamento, o sea, puede tomar cualquier tipo de iniciativa política que considere necesaria.
El Defensor actúa de forma completamente independiente e imparcial, sin solicitar ni aceptar instrucciones de ningún gobierno u organización. Por otra parte, durante su mandato no puede ejercer ninguna otra actividad profesional, remunerada o no.

El Sr. Nikiforos Diamanduros fue nombrado Defensor del Pueblo en abril del 2003

Si una persona, empresa o institución que viva o tenga su sede en la Unión Europea considera que ha sido víctima de la mala gestión de una institución u órgano de la UE la primera cosa que debe hacer es contactar a dicha institución u órgano a través de los canales administrativos usuales e intentar conseguir que se solucione la situación.

Si esta gestión falla se puede recurrir al Defensor del Pueblo Europeo.
La denuncia debe presentarse en un plazo de dos años desde la fecha en que se tuvo conocimiento de la mala gestión, identificándose fehacientemente y exponiendo la queja con claridad, aunque puede solicitarse que se otorgue a la denuncia carácter confidencial. En caso necesario el Defensor del Pueblo puede aconsejar ponerse en contacto con otra autoridad.

El Defensor no investigará la denuncia si los hechos son o han sido tratados por un tribunal.
El Defensor del Pueblo lleva a cabo investigaciones por propia iniciativa o tras una denuncia.

Las instituciones y órganos de la UE están obligados a facilitar al Defensor toda la información que solicite y darle acceso a los expediente pertinentes y sólo pueden negarse a hacerlo cuando existan razones justificadas de confidencialidad.

Si el Defensor descubre un caso de mala gestión, informará a la institución concernida y presentará recomendaciones. La institución tiene tres meses para exponer su opinión detallada sobre el asunto. Posteriormente el Defensor presentará un informe al Parlamento y a la institución concernida y también dará a conocer al denunciante el resultado de las investigaciones.

Cada año el Defensor del Pueblo remite al Parlamento un informe sobre todas sus investigaciones.

http://www.euro-ombudsman.eu.int/home/es/default.htm