Medio ambiente

http://www.europa.eu.int/comm/environment/index_es.htm

La protección del medio ambiente es esencial para la calidad de vida de las generaciones actuales y futuras. El reto radica en combinarla con un crecimiento económico continuado de manera sostenible a largo plazo. La política ambiental de la Unión Europea se funda en la creencia de que unas normas ambientales rigurosas estimulan las oportunidades de innovación y negocio.

La piedra angular de la acción ambiental de la UE es el Sexto programa de acción de la Comunidad Europea en materia de medio ambiente titulado Medio ambiente 2010: el futuro está en nuestras manos, que cubre el período comprendido entre 2001 y 2010. Sus prioridades son:
• Tratamiento del cambio climático y del recalentamiento del planeta.
• Protección del hábitat y de la fauna naturales.
• Tratamiento de las cuestiones medioambientales y sanitarias.
• Conservación de los recursos naturales y gestión de los residuos.

La Comisión Europea tiene también la tarea de velar por que:
• Las leyes no solo se aprueben, sino que también se cumplan.
• Todas las políticas pertinentes de la UE (p. ej., agricultura, desarrollo, energía, pesca, industria, mercado interior y transportes) tengan en cuenta su impacto en el medio ambiente.
• Las empresas y los consumidores participen estrechamente en la búsqueda de soluciones a problemas ambientales.
• La población disponga de la información necesaria para tomar decisiones respetuosas con el medio ambiente.
• Aumente el convencimiento de la importancia de utilizar el suelo razonablemente para preservar los hábitats y paisajes naturales y reducir al mínimo la contaminación urbana.

Medio ambiente 2010: el futuro está en nuestras manos se basa en cinco programas de acción anteriores y en 30 años de fijación de normas. La UE tiene un sistema completo de controles del medio ambiente para tratar temas muy variados, desde el ruido hasta los residuos de envases y desde la protección del hábitat natural hasta los gases de escape de los vehículos, desde las sustancias químicas hasta los accidentes industriales. El alto nivel de protección que proporcionan es más o menos equivalente en toda la UE, pero la política es bastante flexible para poder tener en cuenta las circunstancias locales. El sistema se mantiene al día constantemente. En este momento se está procediendo a una revisión de las normas sobre sustancias químicas, que se traducirá seguramente en la creación de un nuevo sistema llamado REACH (siglas de Registration, Evaluation and Authorisation of Chemicals, esto es, registro, evaluación y autorización de sustancias y preparados químicos). Una nueva Agencia Europea de Sustancias Químicas, con sede en Helsinki, se hará cargo de las bases de datos centrales.
Toda la política se basa en el principio de quien contamina, paga. Se puede exigir que el contaminador pague mediante las inversiones necesarias para cumplir normas más rigurosas o la creación de un sistema para devolver, reciclar o eliminar los productos después de su uso. El pago puede también ser un impuesto sobre las empresas o los consumidores por la utilización de un producto perjudicial para el medio ambiente, tal como algunos tipos de envase. Una gran iniciativas de lucha contra el cambio climático, ha sido la aprobación por la UE del comercio de derechos de emisión de gases de efecto invernadero en toda la Unión, empezando por el CO2 en 2005 y siguiendo con otros gases en 2008.

La Agencia Europea del Medio Ambiente
El control de la situación del medio ambiente y la detección temprana de problemas futuros es el trabajo de la Agencia Europea del Medio Ambiente, sita en Copenhague. La UE creó esta Agencia, pero la componen miembros de toda Europa. La Agencia:
• Proporciona a los responsables políticos información en la que fundar sus decisiones.
• Fomenta las mejores prácticas de protección y tecnologías del medio ambiente.
• Ayuda a la Comisión Europea a difundir los resultados de la investigación ambiental.