Energía

http://www.europa.eu.int/comm/energy/index_es.html

Todos damos por sentado el suministro de energía. La escasez de combustible y los cortes de electricidad son sólo raros, aunque oportunos, recordatorios de que la energía es fundamental para el transporte, el calentamiento de nuestros hogares en invierno y su enfriamiento en verano, y el funcionamiento de nuestras fábricas, explotaciones agrícolas y oficinas. Sin embargo, muchos recursos energéticos son finitos y, además, el consumo de energía es en general una fuente de contaminación. El desarrollo sostenible exige utilizar menos combustibles fósiles de forma más inteligente.
La UE se ha fijado diversos objetivos para ahorrar energía y pasar al uso de fuentes más respetuosas del medio ambiente. Asimismo, financia con cantidades considerables la investigación sobre tecnologías más limpias y rentables, al tiempo que está creando un mercado único de la energía en el que los proveedores puedan competir libremente en cualquier lugar sobre la base de sus precios, contribuyendo así a lograr un uso más eficaz de la energía. El objetivo final que la economía de la UE pase a estar basada en el hidrógeno en vez de en los combustibles fósiles, cuyo suministro se agotará tarde o temprano. La denominada Plataforma tecnológica europea del hidrógeno y las pilas de combustible está elaborando un plan de transición.