Empleo y asuntos sociales

http://www.europa.eu.int/comm/employment_social/index_es.html

Más y mejores empleos e igualdad de oportunidades son las consignas de la política social y de empleo europea. La Unión Europea desea asegurarse de que nadie se quede atrás mientras se esfuerza por convertirse en la economía basada en el conocimiento más competitiva y dinámica del mundo. El marco es una agenda de política social creada para vincular las políticas económica, social y de empleo.
Los aspectos esenciales de la agenda son:
• la estrategia europea de empleo;
• la mejora de las condiciones y los estándares de trabajo;
• la inclusión y la protección social;
• la igualdad entre hombres y mujeres.

Uno de los objetivos principales es reducir el desempleo y el subempleo de manera significativa para el año 2010. En la actualidad, sólo el 64 % de las personas en edad de trabajar tiene un empleo, y se pretende elevar este nivel hasta el 70 %. Asimismo, existen objetivos específicos relativos a las mujeres y los trabajadores de más edad. Alcanzar estos objetivos supone crear 22 millones de puestos de trabajo en la nueva UE de 25 miembros para 2010, frente a los 6 millones creados en la UE de 15 miembros entre 1999 y 2003.
Cada año, el Consejo Europeo acuerda una serie de directrices que establecen prioridades comunes y objetivos específicos para las políticas de empleo de los Estados miembros. Los objetivos generales consisten en crear puestos de trabajo, mejorar la calidad de los empleos, facilitar la conciliación del trabajo y la vida personal, fomentar el envejecimiento activo y garantizar que la raza, el sexo o la discapacidad no limiten las oportunidades de empleo en la economía formal.

Cada gobierno de la UE elabora su propio plan de acción anual en el que describe cómo está llevando a la práctica las directrices.

El Fondo Social Europeo proporciona fondos para contribuir a la consecución de estos objetivos; entre 2000 y 2006, gastará 60 000 millones de euros. El Fondo financia programas dirigidos al desarrollo de competencias profesionales y destrezas sociales. Las personas con destrezas sociales tienen más confianza en sí mismas y son más adaptables. Esto hace que les resulte más fácil encontrar trabajo o montar un negocio propio. Se presta especial atención a la financiación para zonas de la UE con niveles de desempleo especialmente elevados o ingresos medios especialmente bajos. Se han reservado 3 000 millones de euros para el programa EQUAL, que ensaya nuevas formas de abordar la discriminación y la desigualdad.

El derecho a trabajar en cualquier país de la UE es un derecho fundamental de todos los ciudadanos de la UE. El derecho a la protección social en toda la UE complementa el derecho a trabajar. Corresponde a las personas que trabajan (o que buscan empleo) y a sus familias, a los jubilados en un país de la UE distinto del propio y, en muchos casos, a los nacionales de otros países que se desplazan en la UE. Los servicios públicos de empleo del Espacio Económico Europeo (la UE, Islandia, Liechtenstein y Noruega) y de Suiza están conectados a través de un único servicio, Eures. Las personas que buscan empleo pueden publicar su currículum vítae en ese sitio web. De aquí al 2005, la actual base de datos de empleos vacantes, disponible en línea, se habrá extendido a todos los países de la UE.

Inclusión y protección social
Los sistemas de seguridad social en los distintos países de la UE no están todos basados en el mismo modelo: reflejan también tradiciones, avances sociales y patrimonios culturales específicos. Estas diferencias son respetadas. Lo que la UE consigue, a través de la coordinación entre sus Estados miembros, es garantizar que todos —empleados y desempleados— disfruten de un nivel adecuado de prestaciones.

Las prioridades consisten en adaptar los sistemas de protección social a fin de:
• proporcionar un red de protección social, a la vez que promocionar, en la medida de lo posible, el atractivo económico del trabajo;
• garantizar las pensiones y proporcionar una atención sanitaria de calidad a un coste sostenible;
• fomentar la inclusión social y combatir la pobreza.
Tres agencias realizan contribuciones técnicas al trabajo de la UE en materia de empleo, llevan a cabo investigaciones y difunden buenas prácticas. Se trata de:
• la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo de Bilbao;
• la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo de Dublín;
• el Observatorio Europeo del Racismo y la Xenofobia de Viena.